Opciones para deshacerse de las adiposidades localizadas

acabar-con-adiposidades-localizadas

Inicialmente, se creía que las adiposidades localizadas eran producto del aumento de peso o de la obesidad. Sin embargo, se ha comprobado que es una situación independiente a los problemas de peso, y existen diversos factores que provocan su desarrollo: de herencia, hormonales, metabólicos o circulatorios, entre otros.

 

¿Dónde aparecen las Adiposidades Localizadas?

 

Los lugares más comunes en los que aparece esta obesidad localizada en el cuerpo de la mujer, son: el abdomen, sus costados, el lado externo de las piernas, y la cara interna de las rodillas.

Es muy común que a la adiposidad se sume celulitis y trastornos circulatorios, como las varices.

 

Opciones para deshacerse de las adiposidades localizadas

 

Existen distintas formas de tratar las adiposidades localizadas, a continuación repasaremos las más populares:

Mesoterapia: es un tratamiento localizado de inyecciones de dosis mínimas de medicación cada pocos milímetros de distancia en el lugar de la adiposidad. El medicamento se concentra y luego se difunde a las zonas que lo rodean, propiciando un efecto progresivo. Suelen necesitarse unas cinco sesiones, pero a partir de la segunda los efectos ya son visibles. Si bien la droga varía según el criterio del médico y la particularidad del paciente, la más efectiva es la Fosfatidilcolina.

Lipólisis láser: es un procedimiento apenas invasivo. Con láser se destruyen las células grasas en las áreas especificas del cuerpo en las que están localizadas. El láser genera calor en estas adiposidades, hasta que las células explotan sin dañar el tejido que las rodea. Quedan destruidas para siempre, y como efecto se estimula la producción de colágeno, lo cual otorga firmeza a la piel de la zona. Se realiza en una sola sesión de aproximadamente dos horas.

Corriente farádica bipolar: emitida por un generador, ejercita pasivamente la zona y logra su tonificación. Antes de activarla, es importante que el especialista aplique algún producto que potencie la disolución de las adiposidades.

Hidrolipoclasia: es una técnica relativamente nueva, y poco conocida. Se aplica gran cantidad de medicación en la zona, a través de microinyecciones, y luego de somete a ultrasonido: su acción de cavitación –aspiración en vacío- produce la ruptura de las células adiposas, y su posterior eliminación a través del sistema linfático y circulatorio.

Cremas liporeductoras

Es importante tener en cuenta que, cualquiera sea el método que elijamos, debemos consultar a un médico previamente para que nos aconseje. En caso de tener complicaciones circulatorias, debemos recurrir a un especialista por asesoramiento.

Compartir
Artículo anterior13 secretos para vivir una vida feliz
Artículo siguienteMatronatación: Natación para Bebés y para Mamás
Experta en Fitness y Nutrición Licenciada en Ciencias del Deporte I.N.E.F. Me encanta motivar a otras personas a conseguir sus objetivos de vida activa, fitness y saludable. Mi misión es ayudar a mujeres de todas las edades a crear salud, sentirse sexys y fuertes tanto a nivel físico como mental.Soy una gran amante de la vida sana, la salud y el deporte. Entrenadora personal desde hace más de 10 años y ahora colaboradora de BeautyFit.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here